La odissea flamenca de Naike y Paquete conquista Manhattan.

Sin tiempo para beber o tomar el aire que esta noche le han quitado al público, desde el aeropuerto y con 15 horas de viaje en el cuerpo se han plantado los flamencos Naike y Paquete en uno de los espacios emblemáticos de La Gran Manzana para azotarla como un vendaval, un día después de un temporal de nieve.

“Primero conquistaremos Manhattan”, le han cantado y advertido en un momento especialmente ideado para su debut en el mítico Joe’s Pub de Nueva York, el mismo que en 2007 acogió a Leonard Cohen, intérprete original de ese “First We Take Manhattan” que en su honor versionaría otro flamenco, el “maestro” Enrique Morente.

A este también ha habido tiempo de rendirle tributo en el fulgurante “show” ofrecido esta noche por los citados Naike y Paquete dentro del Flamenco Festival, el mayor de su género fuera de España, que echa el cierre esta semana a su decimoquinta edición, especialmente dedicada a la mujer y a la ruptura de clichés.

No podían faltar por ello dos artistas que, de la mano de la Sociedad General de Autores y Editores y de su ciclo de internacionalización Flamenco Eñe, han presentado en Nueva York su disco “Con nombre de mujer” para deleite del paciente respetable.

Paciente y jubiloso pese a que hasta el último momento no se sabía si podría celebrarse su actuación, que ha empezado con una hora y media tarde, eso sí, bien templadita con la aportación generosa de la gran Carmen Linares, de Josemi Carmona y de Kiki Morente, que le han guardado el sitio a sus compañeros hasta su llegada “in extremis”.

Mientras tanto, los protagonistas de la velada, afectados por la cancelación de su vuelo el día previo por la nieve, peleaban con más retrasos, las temidas y procelosas colas de inmigración y el tráfico incesante de la ciudad de los rascacielos.

“Estamos matadísimos, pero no importa, parece un sueño estar aquí ahora”, ha proclamado Naike Ponce (Sanlúcar de Barrameda, 1984) entre sus versiones de la copla “Ay Maricruz” y del “Roxanne” de Police con quejío flamenco que forman parte de su disco.

“Este ha sido uno de los más fáciles de versionar, porque la tenía muy interiorizada”, afirmaba la cantaora unas horas antes durante una charla con Efe celebrada ante la puerta de embarque de su vuelo Madrid-Nueva York.

Para un proyecto así Juan José Suárez, alias Paquete (Madrid, 1966), necesitaba “una mujer con una libertad de la que muchas carecen en el flamenco”, para honrar a otras mujeres en un proyecto con cierto atrevimiento en el que se llevaron al terreno del cante cortes como “Lady Laura”, de Roberto Carlos, o “Lucía” de Joan Manuel Serrat, las cuales también han sonado hoy.

“Nosotros somos flamencos y de ahí hemos hecho lo que nos ha salido del corazón”, proclamaba Naike ante la duda sobre cómo definir el resultado final, al que en directo además incorpora su base como bailaora. “Si no bailo es como si no trabajara”, insistía.

Prueba de ello ha dado a su paso por el Joe’s Pub como un ciclón de rastas rubias y zapatos rojos, apoyada por Paquete a la guitarra, Yelsy Heredia al contrabajo y Paquetito a la percusión, a los que en uno de los momentos apoteósicos de la velada se les han sumado de nuevo Carmona y Linares.

“Aquí se nota el arte”, no ha podido más que subrayar la cantaora jienense tras una hora de espectáculo atípico para el flamenco, pero en el que ha habido espacio para honrar a grandes figuras de este arte como Enrique Morente, del que ha sonado “Estrella”, o Camarón de la Isla, al que han rendido tributo con cantiñas.

Andalucía Información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *